CIUDAD DE MÉXICO, 23 de mayo, (CDMX MAGACÍN).- La incidencia delictiva registra una tendencia a la baja en la Central de Abasto, reflejo de lo que sucede en la Ciudad de México, en particular en delitos como la extorsión, coincidieron la coordinadora general de la Central de Abasto (Ceda), Marcela Villegas Silva, y el presidente del Consejo Ciudadano para la Seguridad y justicia de la Ciudad de México, Salvador Guerrero Chiprés.

En conferencia conjunta, Villegas Silva y Guerrero Chiprés coincidieron en que el
comportamiento delictivo a la baja que presenta la Ceda es producto de los avances
registrados en Iztapalapa y en la capital de la nación, que es de 54% y 56%
respectivamente, en el total de delitos de alto impacto.

La coordinadora general de la Ceda mencionó que la atención a la incidencia de
alto impacto, principalmente los delitos más frecuentes, ha permitido una
disminución de 34% entre 2019 y 2021, además de la desarticulación de grupos
delictivos dedicados a la extorsión a través de cobranza ilegítima, a préstamos bajo
el esquema gota a gota o a robos a comerciantes y cuentahabientes.

Guerrero Chiprés resaltó que las extorsiones en la capital nacional disminuyeron
65% en el primer cuatrimestre de este año, en comparación con el mismo periodo
del 2019, al registrar 113 denuncias por 325. En Iztapalapa presentan una baja del
66%.

“Las denuncias por extorsión en la capital nacional representan este año el 3.4 por
ciento de todas las que se presentaron en el país, en una reducción que está
fundamentada en la capacidad de la ciudadanía para prevenir ese tipo de delitos,
pues hasta el 96 por ciento de los casos queda en tentativa”, resaltó el presidente
del Consejo Ciudadano.

“La Central de Abasto es una mini ciudad compleja, pero segura, y esto se relaciona
con la capacidad operativa y coordinación entre autoridades y organismos como el
Consejo Ciudadano, pero sobre todo con la disposición de la ciudadanía para
denunciar”, enfatizó Villegas Silva.

Guerrero Chiprés recordó que desde noviembre del 2020 el organismo cuenta con
un módulo en el Pasillo 3, Local 150, de Frutas y Legumbres, donde brinda
orientación jurídica y psicológica de manera presencial y absolutamente
confidencial, para combatir las extorsiones, principalmente, y cualquier otro delito.

Entre el primer cuatrimestre del año pasado y el mismo lapso de este año, las
atenciones incrementaron 78% al pasar de 32 a 57. El 64% de ellas corresponden
a hombres, y una de cada cuatro personas que buscan apoyo tiene más de 50 años
de edad.

El 38% de las personas que se acercan al módulo del Consejo Ciudadano es para
reportar actividad delictiva, 34% busca orientación jurídica y 8.5% pide apoyo del
programa No Más Extorsiones.