• Prepara demanda penal contra el diario por calumnias y difamación


CIUDAD DE MÉXICO, 24 de mayo, (CÍRCULO DIGITAL).–Luego de un largo litigio legal y de campo en la que el empresario Francisco Javier Rodríguez Borgio comprobó cada una de las sospechas sobre lavado de dinero, supuesto huachicol y supuestas relaciones de casos como Caja Libertad y Oceanografía, hace unos días la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) sacó de su lista de personas bloqueadas a la cadena de casinos Big Bola y a su dueño con lo que se caen las calumnias del periódico de circulación nacional y sus dichos sobre que fue favorecido.

Por lo que el grupo empresarial y prestigiados bufetes de abogados que avala al empresario Francisco Javier Rodríguez Borgio preparan acciones penales por daño moral y difamación con una suma millonaria, en contra del Grupo Reforma, por la lista de mentiras en contra de su representado. Los abogados del empresario dijeron “El empresario periodístico nuevamente se vuelve a equivocar y llevan años tratando de difamarnos. Las empresas de nuestro representado dan trabajo a más de tres mil familias por lo que se nos ha pedido ir hasta las últimas consecuencias en contra del periódico para que reparen el daño”.

Asimismo dijeron que con estas informaciones filtradas al diario de circulación nacional, busca extorsionar a su representado.

“Además Grupo Big Bola señala que son amplias las mentiras sobre que Oscar y Francisco Javier Rodríguez Borgio hayan librado ordenes de aprehensión por supuesto huachicol ya que tanto la PGR-FGR y el MP no encontraron pruebas del supuesto lavado de dinero. Hay pruebas y documentos que avalan la inocencia de los empresarios”.

Y es que hace unos días se dio una filtración en la que mediante el acuerdo 72/2022, el titular de la UIF, Pablo Gómez, dejó sin efectos el acuerdo 143/2021 por el que había incluido a Rodríguez Borgio y sus empresas Comercial de Juegos de la Frontera –razón social de Big Bola– e Inmobiliaria JRB en la lista de bloqueados tras sospechas de lavado de dinero en temas de huachicol y relaciones con casos como los de Caja Libertad y Oceanografía.

El pasado 7 de abril, tras casi tres años de litigios la UIF pidió a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) levantar el bloqueo de las cuentas, en ejecución del amparo 929/2021, concedido a Big Bola por un juzgado federal auxiliar con sede en Culiacán, luego de que se revisaron ampliamente las pruebas a su favor.

Asimismo la UIF ejecutó el amparo, pese a que a finales de marzo lo impugnó ante el Décimo Octavo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa. El 25 de abril, Gómez envió un oficio al tribunal colegiado para desistir de su recurso, informando que ya había liberado las cuentas.

Big Bola presentó el 9 de mayo un nuevo amparo, ahora contra el bloqueo de 55 cuentas bancarias.

«El 22 de abril de la presente anualidad, una persona autorizada acudió a una sucursal del banco (nombre censurado por el juzgado), siendo atendido por un ejecutivo, el cual manifestó que las cuentas se encontraban ‘embargadas’ por una autoridad de la cual no supo dar referencia, argumentando que la orden la había realizado la CNBV», afirmó Big Bola en su nuevo amparo.

Big Bola opera un sitio de apuestas en línea desde 2016, así como 20 casinos en los estados de Sinaloa, Estado de México, Veracruz, Campeche, Guanajuato, Querétaro, Puebla, Sonora y la Ciudad de México, al amparo de un permiso de la Secretaria de Gobernación expedido en 1997.