CIUDAD DE MÉXICO, 25 de mayo, (CDMX MAGACÍN).- Entre comerciantes informales, niñas y niños, así como simpatizantes de la agrupación política, llevaron a cabo un evento denominado anti-informe con el cual se buscó inconformarse con la adminstración local en Coyoacán.

Encabezados por el concejal Paulo García y su compañero, Eduardo Olvera, los manifestantes hicieron uso de la voz para pedir, en su mayoría, lugares para ejercer el comercio informal, pues provienen de diferentes plazas o alcaldías y han arribado a Coyoacán para buscar un espacio donde expender sus artesanías y objetos varios.

Los concejales hicieron uso de la voz para protestar por lo que consideran es trabajo pendiente de la alcaldía Coyoacán, sin embargo, el eco para su protesta fue el menor al esperado pues no lograron reunir ni siquiera 50 personas.

Al mismo tiempo la alcaldía Coyoacán llevaba a cabo actos programados dentro de la conmemoración de los 500 años de esta demarcación como ayuntamiento que se cumplieron hace una semana, actividades entre las que están exposiciones, conciertos, obras, instalaciones, recuperación del espacio público y diversos actos culturales.

Este miércoles correspondió a la interpretación de diversos grupos musicales con generos variados como un repaso de la música en estos 5 siglos.
En algún momento uno de los manifestantes, que portaba una capucha negra, encaró a uno de los cantantes del festival a quien, a la distancia, le gritó a lo que la gente presente le demandó respeto para el intérprete del rap llamado Tule El Val, quien interpreta este género musical desde su silla de ruedas.

Después de aproximadamente 30 minutos y de haber invitado a los comerciantes informales a que hicieran uso de la voz para pedir espacios para el comercio ambulante, los concejales señalaron que continuarían sus protestas a pesar de no haber logrado ni medio centenar de personas.

Cabe recordar que el viernes pasado el alcalde Giovani Gutiérrez acudió al Congreso de la Ciudad de México a presentar un informe por seis meses de gobierno en donde los representantes de Morena reconocieron, primero, que ha estado combatiendo una mafia que le fue heredada y que se sabe le tomará tiempo, mientras que, de igual forma se le reconoció que mantenga un diálogo de nivel con Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno, pues, indicaron, el diálogo, da resultados.