• Realizan caretas de protección para el personal de salud, recolectan alimentos y entregan despensas a quienes más lo necesitan.

• Scouts de México creó una plataforma digital lúdica para que las niñas, niños, adolescentes y jóvenes se adapten al cambio que estamos viviendo, logrando la interacción con su familia, amigos de la escuela y adultos en el movimiento scout.

CIUDAD DE MÉXICO, 28 de abril, (CÍRCULO DIGITAL).–La Asociación de Scouts de México, A.C. (ASMAC), no solamente ha multiplicado entre sus integrantes el mensaje de “Quédate en casa” y la necesaria “Sana distancia” ante el avance del COVID-19, también en todo el país, niñas, niños, adolescentes y jóvenes han llevado a cabo buenas acciones desde casa que impactan socialmente y que se suman a la lucha contra esta pandemia.

El ser scout es una forma de vida, eso se vive día con día y aunque fueron canceladas todas las reuniones, talleres, campamentos y eventos nacionales, se generó una plataforma llamada “Continúa El Gran Juegodisponible en www.scouts.org.mx, la cual es un aporte lúdico al fomento de la toma de consciencia de quedarse en casa, conocer el rol que se juega en la familia y comunidad, así como el desarrollo de actitudes responsables acerca de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

“Esta plataforma busca que niñas, niños, adolescentes y jóvenes se adapten al cambio que estamos viviendo, logrando la interacción con su familia, amigos de la escuela y adultos en el movimiento scout. Es importante para nosotros reforzar los valores familiares, que descubran cuál es su rol en la familia, en la sociedad, como están impactando a su comunidad, qué están haciendo desde casa para ayudar, así como mejorar su desarrollo personal”, comentó Pedro Díaz Maya, Jefe Scout Nacional.

En la plataforma “Continúa El Gran Juego”, pueden participar scouts y no scouts a partir de los 7 a 22 años de edad. Cada semana hay retos diferentes por hacer, los resultados se les pide compartir para difundir en redes sociales, además de que se realiza la promoción de visitas virtuales a museos, bibliotecas, zonas arqueológicas, espectáculos culturales y artísticos, entre otros sitios.

Los más de 54,000 scouts de todo México han estado siempre listos para servir como una fuerza social    en desastres naturales y catástrofes que ha vivido nuestro país. Uno de los principios de todo scout es el ser útil y busca ayudar a los demás sin esperar recompensa.

“El Movimiento scout fortalece el liderazgo y valores cívicos en niñas, niños, adolescentes, jóvenes y busca generar en ellos una ideología que cambie el mundo, proteja y sepa vivir en la naturaleza, pero sobretodo en una convivencia donde se trabaja en equipo por un bien común”, comentó Francisco Macías Valadez, Presidente Scout Nacional.

La pandemia del COVID-19 no significa que las actividades se detengan en el país, a pesar de las medidas de mitigación implementadas por el sector salud, hay hombres y mujeres que prestan sus servicios para abastecer alimentos, despachadores de gasolina, que barren las calles, que son dependientes en farmacias, repartidores de comida, mensajeros o policías. Todos ellos están en riesgo de contagiarse y pocos han pensado en ellos.

Los scouts de todo México han llevado a cabo proyectos e iniciativas, con el fin de apoyar a quienes más lo necesitan para enfrentar la pandemia COVID-19, siempre dispuestos a servir.

Miles de niñas, niños, adolescentes y jóvenes han elaborado escudos faciales, recolectado alimentos y formado despensas, con el apoyo de padres de familia, del gobierno, de empresas y de su grupo scout.

Scouts de las Provincias de Aguascalientes, Baja California, Coyoacán, Cuautitlán, Estado de México, Hidalgo, Mérida, Puebla, Querétaro, San Luis Potosí, Tamaulipas, Valle Noreste y Veracruz han logrado elaborar 16,870 caretas faciales y 1,640 cubre bocas que han sido donados a más de 64 Hospitales, Clínicas, Centros de Salud, así como recaudar 4 toneladas de alimentos, entregado 760 despensas, donado a 12 organizaciones de la sociedad civil de nuestro país.

Historias de 2 niños scouts que “buscan ser útiles, ayudando a los demás sin esperar recompensa”, en la pandemia contra COVID- 19.

En Cuautitlán, Estado de México: Carlos Manuel González de la Rosa, pertenece al movimiento scout desde que tenía 7 años y los integrantes de su familia también son scouts de corazón.

Actualmente tiene 14 años, va en tercero de secundaria y pertenece al Grupo scout 308 “Telpochcalli” de la Provincia Cuautitlán.

La buena acción de Carlos es que anteriormente había tomado un curso de robótica, así pudo construir una impresora 3D para la elaboración de caretas de protección.

“El inicio fue lo más complejo, la colocación de la impresora y modificar el archivo para poder imprimirlo”, comentó Carlos.

Se basó en una página web de España, que explicaba de manera clara cómo hacerlo, eligieron el modelo que gastaba menos material y era más ligero.

Los materiales para la elaboración de caretas son de plástico PLA 100% biodegradable, resortes de 25 cms. cada uno y pegamento.

La gestión de los materiales es a través de cooperaciones en especie y en efectivo de su grupo y comunidad, con la ayuda de 5 scouts más llevan a cabo el armado.

Además, con el apoyo de las impresoras de 2 amigos más Ángel Reyes Argüelles y Jonathan Adán Reyes Castro, que se sumaron a su proyecto pueden elaborar mayor número de caretas.

La impresión de cada careta es aproximadamente de 1 hora, Carlos se dedica a la impresión de las caretas en un horario de 8:00 a 22:00 horas.

Hasta ahora, Carlos ha elaborado 550 caretas, y sus papás contactan al personal médico para que se acerquen a su domicilio para darles las caretas.

“Como dice nuestro lema, los Scouts estamos siempre listos para servir, somos una fuerza social que con entusiasmo y liderazgo hemos contribuido a nuestro país en desastres, catástrofes naturales y hoy más que nunca buscamos la oportunidad de ayudar en esta situación”, comentó Carlos.

En Puebla: Mauricio Becerra Valckx, scout de 8 años de edad, del Grupo 2 de Cholula, Puebla, a través de un proyecto scout tuvo la iniciativa de reunir media tonelada de arroz y frijol, misma que entregó al Banco de Alimentos Cáritas en Puebla.

Él había iniciado la colecta desde hace 2 meses, pero con la contingencia la interrumpió temporalmente. Sin embargo, mantuvo su espíritu scout de ayudar a los demás y con el apoyo de su familia, vecinos y comunidad, continuaron haciendo la colecta.

“Mi familia y yo de decidimos contactar al Banco de Alimentos, para darles el alimento reunido, ahora que es cuando más se necesita por la contingencia del COVID-19, logré juntar 534 kilos de arroz y frijol, me sentí muy contento sabiendo que pude ayudar a muchas personas” comentó Mauricio.

Finalmente, con la ayuda de sus padres realizó un video agradeciendo a la gente que se sumó a la colecta, así como se ve la entrega al camión del Banco de Alimentos y que a su vez le entrega a Mauricio un reconocimiento por su valiosa participación. (Video disponible en: https://youtu.be/CcEl4R7uG2s ) .

“Somos una institución con más de 93 años dedicándonos a formar el carácter en niñas, niños y jóvenes, somos más de 54 mil miembros en México y 50 millones en el mundo, hoy todos unidos para salvaguardar la salud de nuestros miembros quedándonos en casa”, comentó Francisco Macías Valadez, Presidente Scout Nacional.

Pedro Díaz Maya, Jefe Scout Nacional reiteró: “Como dice nuestro lema, los Scouts estamos siempre listos para servir, somos una fuerza social que con entusiasmo y liderazgo hemos contribuido a nuestro país en desastres, catástrofes naturales y hoy más que nunca buscamos la oportunidad de ayudar en esta situación.”